A.C.E.P.E.R.

ASOCIACION DE COLECCIONISTAS DE ENTEROS POSTALES DE ESPAÑA EN LA RED

ACEPER

Nueva Tarjeta del Correo del 75 Aniversario del Servicio Filatélico de Correos



    El 1 de septiembre de 2021 se emite una nueva Tarjeta del Correo dedicada en esta ocasión a la celebración del 75 Aniversario de la creación del Servicio Filatélico de Correos, mostrando en su anverso el mismo diseño alegórico que presenta el sello motivo principal de la Hoja Bloque editada para celebrar este evento.
    Aparece esta nueva Tarjeta del Correo bajo la indicación ordinal "80-46", propia de las emisiones institucionales de Correos, reflejando el sello un valor facial de 4,70 €.
    Bajo nuestro humilde punto de vista, no es éste el mejor recuerdo que el Servicio Filatélico de Correos puede y debe proporcionar como recuerdo de su 75 aniversario a sus usuarios y abonados; ni tan siquiera a nadie que esté interesado por la buena Filatelia, ya que nuevamente insiste Correos en editar tarjetas prefranqueadas, no sólo de facial exagerado, sino que también dispone en el caso de esta tarja de un facial que corresponde con el que precisaría una carta con peso de entre 50 y 100 grs. para ser enviada como certificada y con destino nacional, cosa que es absolutamente inapropiado, no ya por el peso de la tarjeta -que es menos de 6 grs.- sino porque en nada es correcta la leyenda que la tarjeta exhibe en su dorso al pie y en su mitad derecha como "Valor Postal: Tarifa 4,70 €. (carta normalizada hasta 20 gr. internacional)", publicación que no se corresponde en modo alguno con la realidad de la tarjeta.
    ¡Es el colmo -y un despropósito-: El propio Correos NO SABE cuáles son sus propias tarifas!.
    Ciertamente, es inadmisible e intolerable esta actitud del Correo Español, que lo sitúa no ya en la frontera de lo inadecuado e impropio de un Servicio Público, sino rozando incluso los límites de lo ridículo.

    La cuestión que cabe preguntarse no es «¿Hasta cuánto más estirará Correos apretando el lazo con el que está estrangulando al bolsillo del coleccionista?», sino «¿Hasta cuándo aguantarán este despropósito los coleccionistas?»...



    Debemos insistir en que los faciales expresados en las tarjetas, como en este caso -o incluso aunque sean má elevados-, deben ser apropiados, evitando dar la oscura sensación de no ser nada más que el hecho notorio de un desmedido afán recaudatorio por parte de Correos.




Pulsa INICIO para volver al Principio.